Para que sirven las puertas cortafuegos

Este tipo de puertas vienen en diversos materiales, de madera, metal y algunas veces de vidrio, son diseñadas para evitar incendios y que estos se puedan expandir a lo largo de un edificio o centro comercial.

Cada día son más las personas que instalan este tipo de puertas, así lo afirman lo cerrajeros de Terrassa, ya que permite que estas puedan salir por ellas en el momento preciso, también reciben el nombre de puertas RF que significa resistentes al fuego.

Características de las puertas cortafuegos

Estas puertas son de gran ayuda al momento de que inicie un incendio, entre sus cualidades podemos mencionar:

Aislamiento térmico: Sirven como muralla para impedir que el fuego avance y presentan la capacidad de controlar las temperaturas elevadas, para que las personas puedan salir por otro lado. También impiden la inflamación de los revestimientos y el mobiliario que se encuentra alrededor.

Aislamiento gases y humos: El sistema de estas puertas impide el ingreso de gases calientes y humos, es muy importante que este en perfectas condiciones tanto sus hojas, como el marco, las juntas de estanquidad y el mecanismo de cierre para su buen funcionamiento.

Existen unas puertas llamadas pivotantes metálicas, estas son resistentes a las altas temperaturas, resiste entre 140º y 180º de temperatura, su marco aguanta hasta 360º y debe impedir que los gases pasen al otro lado de la puerta.

La mayoría de las puertas cortafuegos, utilizan el sistema de electro-imán, este es instalado para que estas queden bien selladas en caso de emergencia.

Si los gases atraviesan la puerta, las personas se pueden intoxicar con el humo y no podría salir vivo del incendio.

Tipos y mantenimientos

Entre los tipos de puertas cortafuegos existen: las puertas de hoja, la cual cuenta con dos chapas de acero, rellenas de lana de roca, para que las altas temperaturas por el fuego, no puedan pasar de una chapa a la otra.

La puerta guía, esta hecha de material galvanizado, estas son bastante resistentes a las temperaturas del fuego.

Las puertas cortafuegos, tienen una duración de veinte años, ya que se deterioran sus cualidades aislantes, es importante revisar y realizar el mantenimiento de estas cada cierto tiempo.

Existen compañías especializadas en el mantenimiento de estas puertas, le realizan pruebas, para revisar su funcionamiento y cambian aquellos que tengan presenten daño o corrosión.

Algunas de estas puertas son manuales, automáticas o semiautomáticas, son de gran importancia para ser instaladas en centros comerciales, edificios, oficinas, industrias, entre otros.

Su única y principal función es evitar que se propague el incendio de un departamento a otro, dar tiempo a que las personas puedas evacuar el sitio que esta en llamas, lo cual hace que estas sean imprescindibles.

Estas puertas cuentan con un sistema de auto cierre, esto es un sistema de contrapeso, para que cada vez que estas se abran se cierren por si solas y así evitar que la dejen abierta. Estas nunca pueden cerrarse con llave, para que en caso de emergencia sean fáciles de abrir.

Cada cierto tiempo estas puertas pasan por una revisión legal, para chequear que estén en buen funcionamiento, sino estas deben ser sustituidas de inmediato.