Tipos de cerradura: todo lo que siempre quisiste saber

Muchas veces, por no saber tomar una decisión, terminamos gastando más dinero del que teníamos pensado. O, en el caso de las cerraduras, pero aún: podemos terminar usando algo que no nos brinda la seguridad necesaria para proteger nuestro hogar, nuestros bienes y nuestros objetos de valor. Esto quizás se deba al desconocimiento de los diferentes tipos de cerradura que podemos encontrar en el mercado. Es necesario saber cuál es la que mejor nos convienen para así tomar la mejor decisión. Conozcamos cuáles son, y cuáles son recomendadas por los cerrajeros Hospitalet según el uso. Empecemos.

 

Cerraduras cilíndricas

 

Estas cerraduras son también conocidas como “de perfil europeo”. Lo que caracteriza mejor a estas cerraduras es el sistema de cilindro interno, que constituye el centro del sistema de toda la cerradura. Es en este cilindro donde se introduce la llave que acciona el sistema de resortes para así girar completamente y poder abrir la cerradura. Este tipo de cerraduras es bastante común y puede ser utilizada para todas aquellas puertas que requieran un nivel justo de seguridad.

 

Cerraduras embutidas

 

Estas tienen un sistema bastante parecido al de las cerraduras de perfil europeo. La gran diferencia es que la llave solo se introduce por uno de los lados de la misma. Del otro lado, que queda dentro del espacio que resguarda la puerta, la cerradura es liberada con la acción de un botón o pestaña. Este tipo de cerraduras son comúnmente utilizadas en diferentes tipos de puertas de espacios interiores en construcciones habitacionales o de negocios. Son muy comunes en lo que respecta a los baños, a las habitaciones o a las oficinas que no requieran grandes medidas de seguridad.

 

Cerraduras sobrepuestas

 

Estas poseen una construcción que las deja al descubierto por el lado interno de la puerta. Son unos sistemas de cerraduras igualmente comunes, que se ven mucho en las puertas principales de algunos espacios habitacionales, sobre todo en los edificios. No es un sistema tan seguro, su robustez y la capacidad que puedan tener para aguantar el uso y resistir algún posible intento de apertura tienen que ver con los materiales de construcción y, generalmente, con la marca. Sobra decir que es preferible escoger uno elaborado por una marca reconocida.

 

Cerraduras tubulares

 

Las tubulares, en su construcción, son parecidas a las empotradas. Lo que las diferencia en líneas generales es que puede ser abierta o cerrada con la acción de un botón. Estas cerraduras son utilizadas sobre todo en espacios que no requieran de mucho resguardo, por lo general en espacios interiores de construcciones habitacionales.

 

Acá tenemos una pequeña guía sobre los tipos de cerradura más comunes que podemos encontrar en el mercado. Como ya dijimos, es necesario saber con certeza cuál es el tipo de cerradura que vamos a utilizar en nuestras puertas y cómo se van a instalar, ya que de ello dependerá su funcionamiento correcto, nos dará la protección que necesitamos y, en última instancia, valdrá la pena por la inversión que estamos haciendo.